OBJETIVOS DEL PLAN

IMPULSAR LA CONSCIENCIA ENERGÉTICA:  ¿Dónde y cómo se consume la energía en los hogares?

IMPLANTAR MEDIDAS DE EFICIENCIA ENERGÉTICA Y DE MEJORA DEL CONFORT DE LAS VIVIENDAS.

FORMAR EN HÁBITOS DE CONSUMO RESPONSABLE: Medidas de ahorro en los consumos de luz, agua y gas.

EMPODERAMIENTO DE LAS FAMILIAS:  Desde el conocimiento de los servicios a los que pueden tener acceso (tipos de tarifas energéticas, acceso al bono social, etc.) y sus derechos como consumidores y consumidoras.

SENSIBILIZACIÓN SOCIAL: Elaboración de campañas para hacer visible la pobreza energética y que no quede reducida al ámbito privado y del hogar.

Los objetivos del programa se abordan realizando visitas a los hogares vulnerables (acción directa) y desde la realización de talleres y formaciones colectivas.


ACCIÓN DIRECTA EN LOS HOGARES VULNERABLES Y REALIZACIÓN DE TALLERES

Hemos valorado en 5 horas el tiempo requerido para una actuación estándar sobre un hogar vulnerable, dividida en 6 fases.


Fase 1: Selección de los hogares en situación de riesgo de pobreza energética

Con la colaboración de asociaciones locales, ONGDs y centros municipales de servicios sociales, que tienen contacto con personas en situación de vulnerabilidad energética. Igualmente, se instalará un Punto de información al Consumidor Vulnerable (PICV), en colaboración con la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA). Dicho punto tendrá una ubicación física, además de la posibilidad de atención telefónica. El objetivo es facilitar el acceso fácil y personalizado a la ciudadanía en situación de vulnerabilidad energética a nuestro programa.


Fase 2: Diagnóstico y monitorización energética de cada vivienda

Una vez realizado el contacto con los usuarios se acudirá personalmente a los hogares vulnerables. Una vez allí, mediante la instalación de un monitor de consumo eléctrico en el cuadro general de la vivienda se conocerán los consumos de los diferentes equipos presentes en la vivienda, que a su vez serán inventariados. A su vez, se realizará una pequeña encuesta sobre los hábitos de consumo de los miembros del hogar, así como un pequeño análisis del estado de la vivienda respecto al estado de seguridad del cuadro eléctrico, envolventes, cierres, luminaria, etc. Por último, se recopilaran las facturas de los suministros energéticos.

La duración de esta visita está estimada en 90 minutos.


Fase 3: Análisis de los contratos y de la información recogida en el hogar

El análisis de la información recogida en el hogar permitirá realizar un informe en el que:

Se propondrán diferentes medidas de ahorro. Por un lado, ligadas a la sustitución de algunos elementos por otros más eficientes –lámparas incandescentes por lámparas LED al menos en las estancias más utilizadas, instalación de regletas con interruptor, para eliminar los consumos fantasmas, y de reductores de caudal en grifos, instalación de paneles reflectantes tras los radiadores, etc.– con el objetivo de optimizar los consumos energéticos mediante una inversión limitada. Igualmente resulta imprescindible observar la seguridad del hogar ligada a la instalación valorando, al menos, la posibilidad de cambio del diferencial, si fuese necesario

Se analizará el tipo de tarifa y se propondrán cambios en la misma, si fuesen necesarios, adecuando así la potencia contratada y el tipo de tarifa de acceso, considerando la contratación de una tarifa de discriminación horaria y la posibilidad de acceso al bono social.

Se aconsejará un cambio en los hábitos de consumo de quienes viven en el hogar por otros más eficientes y que fomenten el ahorro.

La realización del informe está estimada en 60 minutos.


Fase 4: Realización de talleres de formación

Las familias que hayan recibido una visita en su hogar serán invitadas a participar colectivamente en un taller formativo que consistirá en dos partes:

Hábitos y medidas de ahorro generales (más allá de las recomendaciones de los informes individualizados).

Facturación energética: aprender a leer una factura. Diferenciar los términos de potencia y energía e identificar otros posibles conceptos. Bono social. Discriminación horaria. PVPC. TUR.

El objetivo de los talleres es impulsar el empoderamiento individual y colectivo, principalmente en el ámbito del ahorro y la eficiencia energética.

La duración de estos talleres está estimada en 120 minutos.


Fase 5: Entrega del informe e implantación de medidas de ahorro básicas

Se visitarán nuevamente los hogares, previamente auditados, para hacer la entrega del informe elaborado. El informe se leerá conjuntamente con las usuarias/os explicándole todos los pormenores del mismo.

A su vez, desde SOCAIRE realizaremos las actuaciones previamente recomendadas (sustitución de luminarias, instalación de temporizadores, burletes, faldones, etc.). Todos los materiales serán aportados desde la asociación SOCAIRE. Así mismo, se optimizarán los contratos de los suministros, si fuera necesario, junto a la usuaria/o, incluyendo la posibilidad de contratación del bono social.

materiales

La duración de esta visita está estimada en 120 minutos.


Fase 6: Acompañamiento y resultados

Desde SOCAIRE continuaremos en contacto con el hogar en el que se haya realizado la microintervención para dar continuidad al proceso y asentar los nuevos hábitos recomendados, comprobar la efectividad de las medidas adoptadas y mejorarlas, si así se considerase. De esta manera se podrán obtener datos relevantes para la mejora de los procesos y el análisis de las situaciones de pobreza energética existentes.

Este acompañamiento permitirá obtener información para la realización de estudios e informes posteriores analizando los modelos de consumo vinculados a situaciones de pobreza energética, los perfiles de quienes sufren estas situaciones de vulnerabilidad energética. Por último, se pretende realizar un mapeo de los hogares vulnerables.

Igualmente se realizarán campañas de sensibilización en esta temática.


RESULTADOS

Desde SOCAIRE queremos contribuir a conseguir reducciones de las facturas de más del 30% en los hogares vulnerables incrementando el confort de los mismos. Ahorro que será permanente en el tiempo. Así lo atestiguan los resultados de programas similares: tanto la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) en Zaragoza como la Cooperativa Aeioluz en Valencia han comprobado que los ahorros medios totales oscilan entre el 30 y el 35% en las facturas de los suministros energéticos por hogar.

Con este objetivo, queremos hacer una ambiciosa apuesta por revertir esta situación de pobreza energética que afecta a una notable parte de la población. En función de la inversión obtenida, las intervenciones podrán alcanzar un mayor número de hogares y mejorar notablemente sus condiciones de confort.

Por ejemplo:

Con 200 euros ayudamos a una familia a mejorar el consumo en sus facturas en torno al 30%, asesorando sobre hábitos de consumo eficiente personalizados para su hogar.

Con 250 euros ayudamos a una familia a mejorar el consumo en sus facturas en torno a un 30%, asesorando sobre hábitos de consumo eficiente personalizados para su hogar e instalando bombillas LED en los espacios más habitados de la vivienda, paneles reflectores tras los radiadores, reductores de caudal en grifos y regletas con interruptor evitando consumos stand-by.

Con 700 euros ayudamos a una familia a mejorar el consumo en sus facturas un 30%, asesorando sobre hábitos de consumo eficiente personalizados para su hogar e instalando burletes y aislantes térmicos en ventanas y persianas, cronotermostato para calefacción, grifos monomando, reductores de caudal en grifos, cisternas de doble descarga, bombillas LED y regletas con interruptor evitando consumos stand-by.


COLABORADORES

El Plan Integral de Lucha contra la Pobreza Energética de la asociación SOCAIRE requiere de la participación de diferentes actores de la sociedad para poder llevarse a término.

La colaboración de las entidades del tercer sector, así como los servicios sociales de las administraciones locales son imprescindibles a la hora de seleccionar a las familias beneficiarias del programa, porque son ellas quienes mejor conocen cada una de las situaciones.

Empresas y administraciones públicas tienen un papel fundamental a la hora de llevar a la práctica este programa y se convierten en aliados y colaboradores indispensables, ya que gracias a su implicación (financiación económica y donación de materiales) será posible ejecutar todos y cada uno de los pasos.

Desde SOCAIRE también se colaborará económicamente la implantación del programa, destinando el total de nuestros ingresos del resto de actividades que desarrolla la asociación.