estado del proyecto

Resultados finales de nuestro proyecto contra la pobreza energética en Moratalaz

Revisar el estado del cuadro eléctrico es una medida imprescindible para reducir el riesgo de incendios

Las asociaciones Socaire y Apoyo, gracias a la financiación de la Obra Social de La Caixa y fondos propios, acabamos de finalizar el proyecto “Plan Integral de Lucha contra la Pobreza Energética” en los barrios de la Herradura y El Ruedo de Moratalaz (Madrid).

El proyecto ha planteado durante el último año un tipo de intervenciones técnico-formativas, con una metodología propia, que a través de una reducida inversión han buscado maximizar resultados de ahorro en facturas energéticas y confort en el hogar. Por un lado, se ha formado a las familias participantes para mejorar hábitos de consumo y conocimiento de los derechos dentro del mercado energético. Por otro lado, se han implementado medidas para mejorar la eficiencia energética y la seguridad de los hogares vulnerables mediante intervenciones de personal técnico.

Con una inversión media de 409€/vivienda, hemos conseguido eliminar los riesgos de accidentes eléctricos e incendios, disminuido las facturas de suministros energéticos más de un 21% y mejorado las condiciones higrotérmicas de las viviendas

Sustituir enchufes dañados es otra de las intervenciones que hemos llevado a cabo para garantizar la seguridad eléctrica

Inicialmente se consideró la participación de 60 unidades familiares en la fase formativa, de entre las que se seleccionarían 35 familias para visitar sus viviendas y estudiarlas desde un punto de vista del consumo energético y su seguridad eléctrica. De entre estas 35 viviendas se intervendría técnicamente sobre 18.

Tenemos la satisfacción de haber conseguido notables resultados, habiendo siempre elementos que mejorar:

Finalmente han participado en el proyecto 95 unidades familiares, sobre las 60 esperadas.

 Lo que ha supuesto que nuestro trabajo haya llegado a 289 personas.

De los 95 hogares participantes, se ha accedido a las facturas de 64, el 67% del total.

De éstas, se han optimizado los contratos en 29 hogares (de electricidad y/o de gas), lo que supone el 45,3% del total.

El ahorro medio de los contratos optimizados ha sido del 21,45%.

Este ahorro ha llegado a elevarse hasta los 101,3€ anuales de media por vivienda.

Hemos conseguido que la sede de la asociación Apoyo sea un espacio de referencia para resolver dudas de los contratos energéticos del barrio.

Se ha estudiado la seguridad eléctrica de los 35 hogares auditados,

teniendo que realizar mejoras en la instalación de 22 hogares, de los cuales 7 presentaban anomalías muy graves.

Se han implementado mejoras en 18 viviendas en las que el grado de satisfacción de la familia respecto a la mejora de su vivienda ha sido muy alto

Por un lado, se ha formado a las familias para mejorar hábitos de consumo y conocimiento de los derechos dentro del mercado energético. Por otro lado, se han implementado medidas para mejorar la eficiencia energética y la seguridad de los hogares.

Con una inversión media por vivienda de 409€, hemos conseguido eliminar los riesgos de accidentes eléctricos e incendios, hemos disminuido las facturas de suministros energéticos más de un 21% (101€ de ahorro medio al año),  y mejorado las condiciones higrotérmicas de las viviendas.

Todo esto revierte en la salud de las familias, en un menor riesgo de impagos y cortes de suministros, suponiendo no sólo un ahorro en las viviendas intervenidas, sino un ahorro en las prestaciones y recursos que estas familias reciben por parte de las administraciones públicas y entidades del tercer sector.

Además, el descenso en los consumos energéticos generado a través de la apuesta por la microeficiencia ahorra emisiones de CO2 a la atmosfera en un contexto de honda preocupación por el cambio climático.

Desde Socaire estamos deseando poder continuar con proyectos como este en muchos otros barrios, en colaboración con entidades tanto públicas como privadas. Y más aun en este tiempo en que las situaciones de vulnerabilidad emergen en nuestros entornos.

Todo esto no sería posible sin la aportación e nuestros socios y socias a los que agradecemos su implicación: ¡ya somos más de 225! Y a todas las personas que confían en los servicios Socaire con los que ganamos todos: los clientes mejoran sus facturas y sus consumos, se forman y entienden como consumimos la energía y como relacionarnos con ella de una forma más eficiente.

Socaire se financia para poder desarrollar estos proyectos y los hogares que sufren situaciones de pobreza energética mejoran sus condiciones de confort, seguridad y salud en sus viviendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *